Las mujeres, al igual que el ritmo de la naturaleza y la luna, son cíclicas y encierran dentro de sí un poder que, si son capaces de percibir, acompañar y potenciar, puede incidir de forma positiva en el crecimiento físico, emocional, intelectual y espiritual de ella y de quienes la rodean.

Sin embargo, una historia de silenciamiento y marginación hizo que su ciclo menstrual, que expresa su cualidad cíclica, sea visto como un fenómeno que produce miedo, vergüenza o asco (incluso para ella misma) y por eso, se busca ocultar, ignorar o incluso, suprimir. Sin embargo, nunca es tarde para volver a empoderarse de aquello que le fue arrebatado: 

"Una mujer que toma conciencia de su ciclo y las energías inherentes a él, también aprende a percibir un nivel de vida que va más allá de lo visible; mantiene un vinculo intuitivo con las energías de la vida, el nacimiento y la muerte, y siente la divinidad dentro de la tierra y de sí misma".
Así lo explica Miranda Gray, escritora, maestra espiritual y facilitadora de talleres, en su libro “Luna Roja”, donde a través de su mirada plantea una visión nueva del ciclo menstrual que lo transforma en lo que realmente es: una fuente de energías creativas, físicas, emocionales, intelectuales y espirituales de la mujer. En cada una de sus hojas, Miranda echa luz sobre los tabúes para que las mujeres tomen las riendas de su propio poder; y así puedan aceptar su naturaleza cíclica, conectar con las energías de cada una de las cuatro fases del ciclo menstrual, y disfrutar de ellas. 

A través de ejercicios, métodos prácticos y del “Diagrama Lunar”, el libro nos lleva a explorar la conciencia femenina de la sabiduría ancestral a través de la mitología y los cuentos tradicionales para reconocer y emplear los dones curativos, sexuales y espirituales del ciclo menstrual que eran vividos plenamente por las chamanas y sacerdotisas antes de que la religión y la dominación masculina las relegaran a los márgenes del olvido.

Luna Roja

$395,00
Sin stock
Luna Roja $395,00
Las mujeres, al igual que el ritmo de la naturaleza y la luna, son cíclicas y encierran dentro de sí un poder que, si son capaces de percibir, acompañar y potenciar, puede incidir de forma positiva en el crecimiento físico, emocional, intelectual y espiritual de ella y de quienes la rodean.

Sin embargo, una historia de silenciamiento y marginación hizo que su ciclo menstrual, que expresa su cualidad cíclica, sea visto como un fenómeno que produce miedo, vergüenza o asco (incluso para ella misma) y por eso, se busca ocultar, ignorar o incluso, suprimir. Sin embargo, nunca es tarde para volver a empoderarse de aquello que le fue arrebatado: 

"Una mujer que toma conciencia de su ciclo y las energías inherentes a él, también aprende a percibir un nivel de vida que va más allá de lo visible; mantiene un vinculo intuitivo con las energías de la vida, el nacimiento y la muerte, y siente la divinidad dentro de la tierra y de sí misma".
Así lo explica Miranda Gray, escritora, maestra espiritual y facilitadora de talleres, en su libro “Luna Roja”, donde a través de su mirada plantea una visión nueva del ciclo menstrual que lo transforma en lo que realmente es: una fuente de energías creativas, físicas, emocionales, intelectuales y espirituales de la mujer. En cada una de sus hojas, Miranda echa luz sobre los tabúes para que las mujeres tomen las riendas de su propio poder; y así puedan aceptar su naturaleza cíclica, conectar con las energías de cada una de las cuatro fases del ciclo menstrual, y disfrutar de ellas. 

A través de ejercicios, métodos prácticos y del “Diagrama Lunar”, el libro nos lleva a explorar la conciencia femenina de la sabiduría ancestral a través de la mitología y los cuentos tradicionales para reconocer y emplear los dones curativos, sexuales y espirituales del ciclo menstrual que eran vividos plenamente por las chamanas y sacerdotisas antes de que la religión y la dominación masculina las relegaran a los márgenes del olvido.